¿Qué es y qué debe ser una policía en una sociedad democrática?

Por Pedro Porraz Cortés

  1. Sin legitimidad no hay policía

En su artículo, Sin legitimidad no hay policía, el Dr. Mora hace un diagnóstico sobre lo que está fallando con la policía en la sociedad mexicana en el cual proporciona datos importantes, y postula un primer paso para mejorar la situación de las fuerzas policiales mexicanas. El artículo comienza con una pregunta muy importante: ¿Confiamos los ciudadanos en la policía? Mora dice que los mexicanos no lo hacen. 

Según Mora, la policía mexicana no tiene legitimidad, es decir, que ni actúa conforme a los intereses de la nación, ni conforme a los intereses de la ciudadanía. Esto se muestra gracias a que el Índice Mundial de Seguridad Interna y Policía (WISPI) ha señalado que, bajo sus cuatro criterios de evaluación, capacidad, proceso, legitimidad y resultados, la policía mexicana ha salido defectuosa en básicamente todo aspecto.

Esta carencia de legitimidad es un problema muy grande. Como señala Mora, la capacidad de la policía depende del respeto y la aprobación ciudadana, y si la policía carece tanto de legitimidad, esta se verá obligada a hacer un mayor uso de la fuerza.

Mora da varios ejemplos de las soluciones que se han planteado en México, la mayoría involucrando al ejército, y argumenta con varios ejemplos su ineficacia y sus problemas, como lo son los atentados a los derechos humanos, los principios democráticos y la perpetuación de la incapacidad policial. 

Mora señala que los problemas de este ámbito no deben ser tomados de manera aislada, sino que son más bien un síntoma de grandes problemas de confianza, por parte de la ciudadanía misma, en el Estado.

Ante todo, esto, Mora asemeja de manera análoga a la policía mexicana con una policía-bombero que se encarga principalmente de reaccionar ante situaciones, y contrapone esto ante la policía-cartero, modelo koban, japonesa; la cual tiene la función de interactuar directamente con la población escuchando a la gente y funcionando más como un mediador y consejero en vez de un agente de reacción.

La propuesta de Mora es que la policía no debe tener un mando unívoco de la fuerza,  que se debe profesionalizar a los cuerpos policiacos y concentrarse en mejorar la legitimidad de estos, junto con la confianza que se les tiene por parte de la ciudadania.

El primer paso es discutir para qué es la policía

Este el artículo El primer paso es discutir para qué es la policía, el autor comparte varios puntos con el anterior, pero está enfocado a EE.UU. Lo primero que señalan la profesora Meares y el profesor Taylor es que es irónico que, en Estados Unidos, el lugar «par excellens» de la democracia, no se condene a la violencia por parte del Estado, por los policías. 

Sobre este artículo es importante destacar que se menciona la causa, que según ellos, es el origen de la violencia policiaca en EE.UU; ellos dicen que, a pesar de la Comisión Kerner, la cual trataba de crear una mayor cooperación entre la ciudadanía y la policía, el incremento de la delincuencia en los 70 y los 80 causó que el combate por parte de la policía se enfocara más en la fuerza y en el castigo, enfoque que se ha mantenido a pesar de que la delincuencia ha disminuido considerablemente. Esto los ha llevado a diagnosticar que la fuerza es el combustible de la mala convivencia entre ciudadanía y policía. 

Para Meares y Taylor, la solución se debe empezar por medio de un consenso sobre la función policiaca y el significado de seguridad. Ellos proponen que la policía no debe ser la única en combatir la violencia, y que de hecho se debe entrenar a alguna parte de la población para que puedan responder ellos también ante amenazas que se puedan presentar. Para ellos, el problema radica en las fallas estratégicas de la policía, su erróneo reportaje de datos básicos para el estudio de una situación y la primacía de la improvisación como forma de respuesta ante amenazas, mal reporte de datos básicos para el estudio de la situación y la primacía de la improvisación de respuestas ante las amenazas. Ellos proponen que se reporten más cosas y que la policía busque tener mejores estrategias de prevención, claro, sin perder de vista la importancia de incrementar la confianza entre policía y ciudadania.

Opinión

Es difícil saber cómo debe ser la policía en una sociedad democrática. La policía definitivamente es uno de los brazos del estado y uno que debe ejercer la fuerza. Me parece que el diagnóstico que hace Mora sobre la policía mexicana es adecuado; la gente no confía en ellos, dan miedo, y sólo responden como reaccionarios, no de otra manera, y hasta malos para reaccionar. 

Sobre las soluciones que proponen tanto Mora como los profesores Meares y Taylor, debo decir que por ahora estaré de acuerdo, pues es la primera aproximación que tengo ante estos temas. Mora hace bien al señalar que el problema de la policía es solo una parte del todo y ambos textos proponen cosas muy similares: incrementar la confianza de la población en la policía, el entrenamiento y capacitación de estos y la participación ciudadana. Todo esto también coincide con lo que se puede ver en el documental Policing the Police 2020, el cual habla de la situación en Newark, New Jersey, en donde el alcalde implementó algunas de las medidas que se proponen en los dos textos anteriormente resumidos; principalmente la medida de reportar más cosas, sin importar lo insignificante que estas parezcan e involucrar más a la ciudadanía, como en el caso de los viejos pandilleros, que se encargan de resolver conflictos y hablar con las personas de la comunidad, similar a como lo hace el modelo koban que menciona Mora. Todo esto suena coherente y parece estar dando  buenos resultados. 

Ante esto me gustaría especular un poco, enfocándome en México, pues soy mexicano y probablemente me quedaré aquí el resto de mi vida. ¿Acaso no el origen de todos estos problemas es la democracia misma? Todo parece que se puede reducir a la mala educación; tanto de los ciudadanos como de los policías. Los policías están mal entrenados y probablemente se educan más con películas de acción como Dredd o Demolition Man, o series más actuales como The Punisher. ¿Acaso no podemos estar de acuerdo en que todos los humanos tienen arquetipos que los motivan a ser de alguna determinada manera, como antes lo hacían Aquiles y Perséfone? ¿Acaso no nuestros héroes determinan quienes queremos ser en el futuro? Algo que es común  al escuchar sobre la democracia es que esta tiene el problema de que para funcionar requiere de educar a todos sus miembros, pero esto parece ser imposible, pues no hay recursos suficientes para lograrlo. Debo admitir que ignoro si  en realidad los hay, pero ¿es pertinente invertir la mayoría de los recursos de un estado en la educación? Si todos son educados por el estado ¿acaso no solo lograremos un sistema como el que ya se tiene, en el que la educación solo se estandariza y no se estimula el desarrollo del individuo? Tal vez se puede pensar que la solución entonces es educar a todos, dividiendo a todos en pequeños grupos, pero entonces ¿no sería mejor desaparecer al  Estado y crear pequeñas comunidades autónomas, independientes de otros territorios similares? ¿Pero acaso esto no también resultaría en la destrucción del mundo globalizado que tanto nos gusta idealizar?

Regresando al tema: la policía es importante, nadie en su sano juicio lo negaría. Pero parece que es bueno que alguien la vigile, pero ¿será posible una democracia con buena policía? Educarlos parece ser la mejor opción, nada nuevo sale bajo el son de esta frase, pero ¿no será mejor abandonar el sueño de la democracia en estados grandes y poderosos? 

Fuentes:

  1. “FRONTLINE.” PBS, Public Broadcasting Service, 15 Sept. 2020, http://www.pbs.org/video/policing-the-police-2020-ko2tft/. consultado 2 Mar. 2021. 
  2. Mora, Fernado A. “Sin Legitimidad No Hay Policía.” Nexos, seguridad.nexos.com.mx/?p=167. 
  3. Tracey L. Meares y Tom R. Tyler. “El Primer Paso Es Discutir Para Qué Es La Policía.” Policía & Democracia, Policía & Democracia, 3 Ago. 2020, http://www.policiaydemocracia.org/blog/post-3.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s