Aislamiento que humaniza

Pensar.jpgPor Juan Carlos Puebla Pavlovich

La crisis sanitaria mundial por el COVID-19 nos deja indefensos ante una nueva realidad: el aislamiento. Estamos en cuarentena. Encerrados en casa. El exterior se paraliza. En la era de la instantaneidad e inmediatez se nos pide calma y paciencia. El problema es que en este panorama de tanta incertidumbre la pasividad puede provocarnos aún más angustia: ¿hasta cuándo regresaremos a la normalidad? ¿Qué tan letal es el virus? ¿Ya existe vacuna? ¿Se aproxima una crisis económica desastrosa? Las respuestas a estas interrogantes —como dice el legendario Bob Dylan—“están volando en el viento” y no podemos hacer nada para resolverlas, sólo queda aislarnos.

El aislamiento no es tan terrible, todo depende de la actitud que tomemos para enfrentar la angustia innata que vive en nosotros. La cuarentena nos ofrece la oportunidad de reflexionar, una actividad que no nos planteamos realizar en el ritmo apresurado del día a día. La circunstancia mundial nos obliga a estar en casa con un poco más de tiempo para pensar. Pero, ¿sobre qué podemos reflexionar? 

El riesgo que se nos presenta en este aislamiento es huir de la soledad para no pensar. Tenemos un refugio en el ruido de la televisión, de los celulares o de nuestros audífonos, aunque buscarlo no sea tan buena idea porque el alboroto que el mundo genera hoy alimenta nuestra angustia. La buena noticia es que en la cuarentena también se nos presenta la posibilidad de alejarnos un poco de la algazara producida por los medios y estar en silencio por largos lapsos de tiempo. El silencio es necesario para la reflexión y hoy más que en otras épocas de nuestra vida existen muchas cuestiones para pensar detenidamente. Esas cuestiones están presentes en esta crisis. La pandemia nos arroja tantos aspectos sobre la humanidad que merecen ser reflexionados.

Ahora, mi querido lector, pensarás que me estoy contradiciendo. Por una parte te pido que te alejes de la algarabía que producen los medios de comunicación sobre el virus, pero por otra, te pido que pienses sobre la maldita infección. Aunque parezca una contradicción, no lo es. Lo que realmente quiero es que pienses en la crisis sanitaria, pero no como lo hacen los políticos, los  empresarios o los medios de comunicación, porque todos ellos son unos trapisondistas capaces de atropellar a su gente en situaciones tan vulnerables sólo para proteger sus intereses; tú hazlo buscando encontrar las verdaderas lecciones que esta situación nos enseña de la vida. 

A través de la pandemia detente a observar la vida, profundiza sobre su sentido. ¿Para qué vivimos realmente?; ¿para actividades pasajeras que terminan?; ¿para el dinero que se ve amenazado tan fácilmente por una crisis?; ¿para viajar por el mundo? Si esos son los fines de nuestra vida lamento decirles que somos personas un poco triviales que con una situación externa de crisis como la que estamos viviendo hoy, nos quedamos vacíos, o más bien, ya estábamos vacíos, pero no lo sabíamos.

La oportunidad que nos ofrece el aislamiento es detenernos a pensar, pero el reflexionar nos da miedo; la razón de ese miedo es que al hacerlo nos enfrentamos a nuestra conciencia, una temible jueza que nos cuestiona sobre los principios de nuestra vida. Al pasar esa tempestad, en la cual nos sometemos a un examen existencial, podremos encontrar lo verdaderamente fundamental y valioso de la vida.

En estos días estamos invitados a jerarquizar nuestras prioridades en la vida y a darnos cuenta de lo que realmente importa. Son momentos de destapar nuestro velo de la superficialidad para observar lo esencial. Si lo hacemos, cuando termine la cuarentena, la vida ordinaria cambiará y seremos distintos. Después del aislamiento posiblemente regresaremos a las calles más sensibles y humanizados porque entenderemos mejor lo verdaderamente valioso en la vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s