¿Por qué es importante el impeachment contra Donald Trump?

Por Guillermo Tejeda

En las últimas semanas del año pasado y en las recientes semanas de este año, el presidente norteamericano Donald Trump se ha visto inmerso en un juicio de naturaleza legislativa que significa que la oposición política de los Estados Unidos está agresivamente buscando detener el proyecto que encabeza Donald Trump.

A todo esto, ¿qué es un impeachment? El impeachment es un juicio seguido ante el Poder Legislativo del país vecino del norte que busca destituir al Presidente, al Vicepresidente o a cualquier funcionario público del orden federal de los Estados Unidos de Norteamérica por cargos de soborno, traición a la patria u otros delitos graves, según lo establece la sección cuarta del artículo segundo de la Constitución de los Estados Unidos. Debe mencionarse que se trata de un juicio atípico. Atípico ya que toma en cuenta criterios políticos para su juzgamiento y por que es un proceso previsto en la Constitución, es decir, no es un proceso encomendado al Poder Judicial y previsto en una ley de rango inferior (como sí sucede con los procesos penales, civiles y de distintas materias). Otra característica es que erige a la Cámara de Representantes como Fiscalía para promover una acusación (en la forma de un acto legislativo, enumerando los cargos en artículos) ante la Cámara de Senadores para que esta a su vez se erija como Gran Jurado. En ambos casos, se requiere de una mayoría parlamentaria para ya sea promover o no una acusación y para condenar o absolver en última instancia. El único efecto es la destitución del funcionario en cuestión permitiendo que el Poder Judicial lo someta a un juicio de índole penal o civil como a cualquier otro ciudadano.

En el caso de Donald Trump, las acusaciones que el día 16 de enero se formularon en su contra por parte de la Cámara de Representantes de su país fueron de manera muy resumida las siguientes:

  • Por abuso de poder, al solicitar la ayuda de la República de Ucrania para investigar a su rival político Joe Biden y a su hijo Hunter, como responsables de una interferencia en el proceso electoral de 2016 a favor de Hillary Clinton, y con ello beneficiar la reelección de su persona en este año. El abuso se materializó con la retención de una ayuda económica por parte del mismo presidente a favor de Ucrania, siendo que ya había sido aprobada por el Congreso de los Estados Unidos.
  • Por obstrucción de justicia, al ordenar de manera directa, categórica y sin justificación legal a sus subordinados el no acatar los requerimientos (comparecencias de funcionarios del Poder Ejecutivo, documentos que obran en los archivos de diversas secretarias y demás caudal probatorio) del Congreso precisamente en relación a la investigación que se enderezo previo al proceso de impeachment.

El pasado 22 de enero se presentaron los alegatos de apertura tanto de la parte acusadora como de la parte defensora ante el Senado. El desenlace de este asunto cimentaría precedentes políticos y jurídicos no sólo para los Estados Unidos si no para el mundo entero. De ser probados los cargos a los que se encara el presidente Trump, no solamente implicaría su destitución si no el juzgamiento de una persona (nada menos que el primer mandatario del país que ostenta un tercio del gasto militar global) que utilizó el exorbitante poder en sus manos, para beneficio propio. Si bien esto es improbable dada la mayoría republicana en el Senado de los Estados Unidos, no debe soslayarse la importancia ya apuntada.

El miércoles 5 de febrero pasado se votaron en el Senado de mayoría republicana los cargos para acusar a Trump, y como era de esperarse, resultó absuelto de ambos. Llama la atención que por cuanto hace al cargo de obstrucción de justicia los 53 senadores republicanos le absolvieron, mientras que por el cargo de abuso de poder, solamente 52 senadores republicanos le absolvieron. Es decir, uno, voto por condenarlo, y se trató del Senador Mitt Romney. El Senador por Utah en un discurso cargado de emoción justificó su voto condenatorio como un homenaje a la libertad y a la congruencia de los valores del Partido Republicano. Ello causó hasta las lágrimas de sus colegas demócratas y las reprobaciones de sus colegas republicanos, incluida su sobrina Ronna, presidenta del GOP y adherente fidelísima a Donald Trump.

La razón de ser del impeachment es otorgar una rara forma de justicia para castigar la mala administración y la arbitrariedad del Poder Ejecutivo, buscando en cierto modo anticipar la derrota en las reelecciones. El rango constitucional que privilegia este proceso deriva de la intención que tuvo el Poder Constituyente (constitutional framers, como elegantemente les llaman los juristas norteamericanos) de mantenerlo como un castigo ejemplar de índole política, tan sólo con la existencia del proceso, independientemente de la conclusión que pudiera tener.  En suma, el proceso encaminado hacia Donald Trump, estoy seguro de que, en lo futuro será de esos eventos históricos que darán mucho de que estudiar y pensar, pero sobre todo, de reflexionar las consecuencias que implica postular un poder tan embriagante e hipnotizante como el goza el Presidente de los Estados Unidos. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s