GAP de género: realidades y mejoras

Por César Daniel Cruz Bartoluchi

La igualdad de género es más que una cuestión moral; es una cuestión económica vital. Para que la economía global alcance su potencial, necesitamos crear condiciones en las que todas las mujeres puedan alcanzar su potencial.”— IMF Economic Counsellor Maurice Obstfeld, March 23, 2017 (IMF, 2017)

Durante los últimos años, la brecha salarial que existe entre hombres y mujeres se ha convertido en un tema de investigación por parte de muchos economistas en el mundo.

Recientemente, en un estudio hecho por el Banco Mundial y el FMI, se estudió si la desigualdad de género inhibe el crecimiento económico al restringir el uso del potencial laboral femenino. Se utilizó una muestra de datos de empleo de la industria sobre países emergentes y en desarrollo, y un índice compuesto a nivel de país sobre desigualdad de género, se mostró que las industrias que suelen estar más dominadas por las mujeres crecen relativamente más rápido en los países con mayor igualdad de género. Sus hallazgos sugieren que la desigualdad de género tiene un efecto causal en los resultados económicos reales a nivel de la industria [1].

Por otro lado, en otro estudio hecho por el Instituto de Investigación Social y Económica de la Universidad de Essex, afirman que, a pesar de que la brecha entre el salario promedio femenino y masculino sigue siendo significativa, ha estado en declive continuo durante los últimos 20 años. En 1993, las mujeres ganaban en promedio el 73% del salario que ganaba un hombre; en 2014 la cifra equivalente fue del 90%. Resaltan que la brecha salarial promedio dentro de las ocupaciones podría ser resultado de que las mujeres estén en puestos menos altos o directivos, así como el número desproporcionadamente alto de mujeres en ocupaciones mal remuneradas, muchas de las cuales trabajan a tiempo parcial debido a causas como la maternidad, u otras obligaciones compartidas principalmente sobre el hogar. También afirman que la brecha salarial es mayor mientras más se avanza en edad. Algunas razones principales para esto son los bajos niveles de educación y la menor duración del trabajo de las mujeres (relacionado por el papel exclusivo de maternidad que se tiene) [2].

Para nuestra realidad en México, la iniciativa empresarial comienza a ser totalmente perceptible: desde mujeres como Aramburuzabala, Arnal o Gonda en la alta dirección, hasta talento empresarial en la economía informal (solo pregunten a algún alumno de la UP sobre “Doña Lety”). La iniciativa empresarial por parte de las mujeres es potencialmente transformador para cualquier mercado.  

La OCDE [3] recomienda que es de crucial importancia poner atención en el acceso igualitario a los servicios financieros y los subsidios o apoyos gubernamentales para la población que busca emprender un proyecto. Por lo cual, algunas instituciones en México, principalmente microfinancieras (públicas y privadas), han comenzado a poner atención especial a la diversificación de oferta de sus servicios a mujeres. 

En los últimos años se han comenzado a promover con mayor fuerza políticas públicas y normativas internas dentro de las empresas para favorecer a las mujeres en el ámbito laboral, lo cual es benéfico para la buena administración del capital humano. También se ha demostrado en diversos trabajos de investigación económica que mientras menor sea la brecha de desigualdad económica entre hombres y mujeres, mayor crecimiento y desarrollo económico existe en una economía. En México aún queda muchísimo por hacer. Saber aprovechar verdaderamente ese potencial, en igualdad de condiciones, deberá de ser camino de ejemplo para todos los países de mundo.

Referencias

  1. “Gender Inequality and Economic Growth: Evidence from Industry-Level Data.” Written by Ata Can Bertay (World Bank); Ljubica Dordevic, (IMF), Can Sever, University of Maryland. December 31, 2018. https://www.aeaweb.org/conference/2019/preliminary/paper/N8kTG95d
  2. Brynin, Malcolm. Institute for Social and Economical Research. University of Essex. https://www.equalityhumanrights.com/sites/default/files/research-report-109-the-gender-pay-gap.pdf
  3. Varios. (2018). La búsqueda de la igualdad de género UNA BATALLA CUESTA ARRIBA. 2019, de OCDE Sitio web: http://www.oecd.org/centrodemexico/publicaciones/Busqueda%20igualdad%20de%20genero-RESUMEN.pdf

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s