El ciudadano de La Vida Bohème

La situación política en Venezuela debe ser un constante recordatorio de la bajeza social a la que somos proclives de caer. Pero un sabio alguna vez dijo “cualquier sombra es, en última instancia, hija de la luz”. Aunque esta dolorosa sombra permee todavía, un tenue destello, digno de mención, alcanza a penetrar el umbral. Los artistas venezolanos les han dado voz a miles de desamparados por el Estado venezolano, de la forma más genuina y conmovedora posible: teniendo la experiencia de frente. Un caso concreto, al que me enfoco, es la banda de rock La Vida Bohème, integrada por Henry D’Arthenay (voz y guitarra), Sebastián Ayala (batería) Rafael Pérez Medina (bajo) y Daniel de Sousa (guitarra). Su enérgico estilo musical los ha galardonado con premios Grammy, participaciones en festivales importantes, como Austin City Limits, y con reconocimiento a nivel internacional. Su contenido subversivo además los ha posicionado como figuras representativas de la inconformidad ciudadana y del hambre por tirar el gobierno de Nicolás Maduro. Su música no es únicamente para el deleite estético, es un espacio para la expresión ciudadana.

Lejos, sencillo principal del tercer álbum de estudio La Lucha, habla de sentirse perdido. No es de extrañar que miles de personas en país sudamericano compartan ese sentimiento. En esta canción un joven venezolano se siente perdido en una nación que no le deja llevar una vida normal sin el constante miedo al crimen, la carencia de recursos y a la violencia desenfrenada. Incluso si tienen la suerte de contactarse con el resto del mundo, y logran escapar de su realidad, el sentimiento de perdición no se elimina, porque no es un acontecimiento sino un estado mental. La canción interpela de forma realista al espectador en la vivencia de un venezolano común: perdido y descarriado en el lugar donde nació. El oyente no puede evitar reflexionar sobre tal tortuosa situación. Podemos sentirnos perdidos en nuestra propia casa porque nos imposibilita realizar nuestros sueños, pero siempre tendrá un lugar en nuestra identidad, remitirá a lo más profundo de nuestras entrañas, aun cuando su recuerdo nos ocasione dolores constantes, por más que tratemos huir de él. Caemos en una paradoja: añoramos una tierra que nos trata mal. El peor crimen que el gobierno de Venezuela pudo cometer fue crear esta paradoja. Un país debe ser un espacio para confraternizar con alguien que comparte una misma identidad, no para tener un recuerdo doloroso en nuestra mente.

“…añoramos una tierra que nos trata mal. El peor crimen que el gobierno de Venezuela pudo cometer fue crear esta paradoja”.

La propia banda no es ajena a esta realidad. Henry D’Arthenay vivió, desde su infancia, los últimos golpes de estado que han ocurrido en Venezuela. Experimentó de frente la violencia hacia sus compañeros. Su familia, como todas las familias en Venezuela, escasea de las medicinas más necesarias. Últimamente, los integrantes de la banda tomaron una decisión difícil: irse lejos de Venezuela y trasladarse a México para garantizar su crecimiento musical. Pero tal distanciamiento no los detiene; desde otras tierras, su labor ciudadana continua. Durante la promoción de su música, aprovechan las entrevistas para hacer autenticas disertaciones políticas y para posicionar al lector en la situación real de alguien negado de su libertad. Su cuenta de Twitter es una fuente de noticias e imágenes en directo de las constantes protestas contra el gobierno de Nicolás Maduro. Recomiendo su emotivo seguimiento de la reciente Asamblea Constituyente; aunque su desaliento es contagioso, sus palabras de aliento conmueven al corazón más duro y lo empujan a continuar con la lucha. Ellos son el ejemplo paradigmático del artista comprometido. En una entrevista con Noisey, Henry D’Arthenay describe su papel de artista como algo:

“que no siento que sea distinto a mi papel como ciudadano: pienso que mi país es mucho más complejo que dos posturas ideológicas, y nuestra labor como banda es tan sencilla como no quedarnos callados, implicando esto todo lo que implica: sea yendo a protestar, ayudando a difundir las informaciones confirmadas, denunciando lo que consideremos injusto y, sobre todo, tratando de hacer entender a cualquier persona que este problema es mucho más complejo, que es mucho más trascendental que un período de gobierno. Venezuela no vive desde hace mucho la felicidad que muestra al mundo con su característica sonrisa. Que seamos un pueblo amable no significa que no estemos sufriendo callados desde hace mucho”.

La Vida Bohème son un ejemplo de una ciudadanía participativa. Su música entabla un diálogo sobre la situación de su país, ayuda a que el espectador entienda realmente el deterioro social que viven miles de familias en Venezuela. Pero ese sentimiento debe encaminar siempre a una acción. Ellos, como artistas, representaron la injusticia en Venezuela, pero como ciudadanos son participes activos de los debates, protestas y la transmisión de información sobre su país. La participación ciudadana se da desde todos los campos, incluido el arte. Este revela que esta realidad no debe ser la norma; debe y merece ser cambiada. Lo representado en Lejos es duro, pero resoluble. Una acción fundamentada en sentimientos genuinos y experiencias directas tiene efectos mucho más relevantes que cualquier otra porque significa que entiendes la magnitud de la situación. La Vida Bohème dimensionaron correctamente tan compleja situación.

Quiero acabar con una pequeña reflexión. Ahora que los hemos repatriado cuando necesitaban desarrollarse artísticamente, nosotros los mexicanos debemos escuchar su lección y aprender sobre ciudadanía por parte de alguien a quien le habían negado ese ejercicio.

Síguelos en twitter: @vidaboheme

  1. La cita son palabras del autor Stefan Zweig, proveniente en su obra El mundo de ayer
  2. Información encontrada en su página web http://www.lavidaboheme.com/
  3. Vernón, Lucas. (2014). “Todos los venezolanos estamos sufriendo el mismo terremoto”: Venezuela en palabras de La Vida Bohème. Noisey.
    https://noisey.vice.com/es_mx/article/rnbvbq/venezuela-en-palabras-de-la-vida-boheme

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s