Cómics y Política (Parte Final)

Por Fernando Villela Aranda (Gen. 2008, FilosofíaUP)

Daredevil. Conflicto del católico.

Daredevil es uno de los personajes más complejos y profundos de Marvel.

Al principio, Daredevil era sólo un personaje que se apoyaba en el éxito de Spiderman, tan sólo otro superhéroe neoyorquino que se balancea por los rascacielos. Su característica particular es la ceguera, una discapacidad superada gracias a sus otros sentidos sobre desarrollados y su percepción de radar. Quizás, para hacer sinfonía con su ceguera, Stan Lee quiso que fuera abogado, algo inusual en un contexto lleno de empresarios, científicos, ingenieros y periodistas. Una alegoría de una vieja idea: la justicia ciega.

Miller hace de Daredevil un católico porque sólo un católico puede vivir con el conflicto de confiar en lo humano sabiendo que es insuficiente por ser una copia de lo Divino.

El personaje sufrió una transformación radical en los años ochenta cuando estaba a cargo de Frank Miller. No sólo se volvió un título más oscuro y enfocado a público adulto, sino que Miller encontró la clave simbólica del personaje: Matt Murdock es abogado de día y vigilante de noche. Como abogado, cree en la justicia humana y sus instituciones; como vigilante reconoce que la justicia no es la Justicia. Murdock cae en cuenta que existe un ideal de la Justicia mucho más grande que el alcanzado por los hombres.

En otras palabras, Miller hace de Daredevil un católico porque sólo un católico puede vivir con el conflicto de confiar en lo humano sabiendo que es insuficiente por ser una copia de lo Divino. Los católicos viven este conflicto a diario, creen, por ejemplo, que la Iglesia Romana es una institución humana y divina al mismo tiempo. La Iglesia tiene una fundación y una finalidad Santa, protegida y dirigida por la intervención Divina; pero sus miembros y procesos son humanos, susceptibles a la corrupción humana, agendas y depravaciones. Daredevil lo comprende, vivir en ese conflicto es lo que le hace proteger Hell´s Kitchen, tanto de día como de noche, creyendo siempre que hay un poder superior que castigará a los malos y premiará a los buenos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s