Para qué sirven las esculturas de los héroes históricos

Por Ramón Enrique Reyna García (Gen. 2014-2018)

Desde niños jugamos a asumir el papel de un héroe, un profesionista, o adulto que nos causa una cierta fascinación. Siempre “queremos ser cómo ellos cuando seamos grandes”. Incluso mayores tenemos algunos ídolos que nos motivan a seguir nuestras tareas cotidianas.  Muestra de ello son aquellas esculturas y bustos que erigimos en muchas zonas de país y del mundo. ¿Por qué guardamos estas esculturas de personajes históricos?

Si queremos que la gente de nuestra sociedad tenga más participación, necesitamos que se sienta identificada.

 Más que para recordar aquellos grandes personajes, realmente nos gusta pensar en la posibilidad de hacer grandes hazañas. Son recuerdo de su valor y de su ingenio capaz de sobreponerse a la adversidad. Esa misma adversidad que nosotros podemos vencer de igual manera. Es una manera de hacernos ver lo posible que es aquel objetivo, siempre y cuando sigamos sus pasos.

Tener héroes también le da significado a  nuestra vida. Nos hace sentir identificados con algo que podemos seguir. Siempre es complicado  hacer algo sin tener pista de la meta que quieres alcanzar. Sin embargo, cuando hay un modelo que marca el camino que han de tomar nuestras acciones, se vuelve más sencillo estar seguros de ello.  Es como si la vida fuera como una caja llena de piezas lego que hay que armar. Primero recibimos una caja con todo el material que podemos o no ocupar,  después vemos un catálogo con instrucciones para armar ciertas figuras. Al final, nos queda armarlo y disfrutar del resultado.

Así como las piezas de lego, es evidente que no sólo se pueden armar las figuras que aparecen en el catálogo. Sin embargo, siempre es más sencillo estar seguro de las cosas que se pueden lograr con esas pequeñas piezas.

Nuestro ídolo casi siempre es alguien con quien nos sentimos identificados. La identidad de tal manera genera confianza y motiva a la acción, nos hace estar más dispuestos.

Por tanto, si queremos que la gente de nuestra sociedad tenga más participación, necesitamos que se sienta identificada. Esto no es ningún secreto, y aún así,  no se lleva mucho a la práctica. Las empresas por otro lado,  siempre tratan de que se sienta uno identificado con ellas para que te vuelvas cliente. Es un desperdició que la educación no haya tenido la iniciativa tan aclamada  por los jóvenes. ¿Por qué no hacer que un joven se eduque de tal manera que se sienta identificado?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s